sábado, 7 de agosto de 2010

PAPEL DE LA EDUCACIÓN PARA PROFUNDIZAR EN EL PAÍS, UN DESARROLLO SOCIAL, POLÍTICO, ECONÓMICO Y CULTURAL A PARTIR DE LA ENDOGENEIDAD

Autora: MSc. Betzaida Tovar

Reflexionar acerca de este papel de la educación, nos hace de una u otra forma evaluar nuestra praxis educativa y si ésta, está respondiendo a formar verdaderos republicanos, con sentido de pertenencia social con miras a preservar la democracia.
Sabemos que en nuestro país se vive un proceso de refundación en todos los órdenes de la sociedad, buscando enmendar tantos años de injusticias para una gran parte de los venezolanos que estuvieron excluidos y violados constantemente sus derechos. Para nadie es un secreto que Venezuela se ha caracterizado por ser paternalista, tal dependencia convenía ya que era una forma de tener el control absoluto de una gran mayoría. Producto de estas barbaries fuimos siendo cada día más pobres a pesar de las grandes ganancias obtenidas del petróleo. Cada día crecía mas el número de niños, niñas y adolescentes en situación de calle, alto nivel de desnutrición en la población infantil, poco acceso de los desprotegidos al sistema educativo formal, en fin esta y otras calamidades era la triste realidad de las familias venezolanas.
Sumad a ello y que no es un secreto para nadie que vivimos en una era donde la información cambia de la noche a la mañana, están los grandes avances de la ciencia y la tecnología, sin dejar de lado los impactos de la globalización.
El actual gobierno ha diseñado planes de trabajo para poder sacar al país del atraso e incluir a todos aquellos que estuvieron olvidados. Una de las políticas más significativas de este gobierno son las dirigidas al orden social: educación, salud, empleo, vivienda entre otros factores que la conforman; sabiendo que atendiendo con urgencia estos problemas los demás ordenes: político, cultural, ambiental podían mejorar.
Otra de las directrices del gobierno es romper con la dependencia (paternalismo) y le ha dado el poder a pueblo (explosión popular) para que sean ellos los que estudien su realidad y sean capaces de aportar verdaderas soluciones, tomando en cuenta sus fortalezas y sus oportunidades de desarrollo. Allí radica la verdadera endogeneida (desarrollo desde adentro). Además asumir el rol de contraloría social para velar por los recursos obtenidos para desarrollar proyectos en pro del bienestar de la comunidad. Todos los planes de gobierno están realzando los valores colectivos: responsabilidad, corresponsabilidad, solidaridad, la empatía, el amor, la justicia, la equidad entre otros indispensables para lograr el país que queremos y que es responsabilidad de todos el lograrlo.
Toda la realidad descrita nos hace enfocar la educación en la propuesta del Informe de Delors, donde hace referencia que las condiciones del mundo actual son tales, que necesitaremos períodos escolares de aprendizaje a lo largo de toda nuestra vida, en donde los cuatro pilares de la educación: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos, aprender a ser, son pieza clave en una nueva visión de la educación, para lograr formar un ciudadano crítico, analítico, reflexivo, proactivo, autónomo y creativo. En este sentido se debe educar bajo estas perspectivas:
Aprender a Conocer, combinando una cultura general suficientemente amplia con la posibilidad de profundizar los conocimientos en un pequeño número de materias. Lo que supone además: aprender a aprender para poder aprovechar las posibilidades que ofrece la educación a lo largo de la vida.
Aprender a Hacer, a fin de adquirir no sólo una calificación profesional, más generalmente una competencia que capacite al individuo para hacer frente a gran número de situaciones y a trabajar en equipo. Pero, también, aprender a hacer en el marco de las distintas experiencias sociales o de trabajo que se ofrecen a los jóvenes y adolescentes bien espontáneamente a causa del contexto social o nacional, bien formalmente gracias al desarrollo de la enseñanza por alternancia.
Aprender a vivir juntos, desarrollando la comprensión del otro y la percepción de las formas de interdependencia. Realizar proyectos comunes y prepararse para tratar los conflictos, respetando los valores de pluralismo, comprensión mutua y paz.
Aprender a Ser, para que florezca mejor la propia personalidad y se esté en condiciones de obrar con creciente capacidad de autonomía, de juicio y de responsabilidad personal. Con tal fin, no menos preciar en la educación ninguna de las posibilidades de cada individuo: memoria, razonamiento, sentido estético, capacidades físicas, aptitudes para comunicar.
Lo esgrimido por el autor, resalta la importancia del desarrollo de habilidades cognitivas en los estudiantes para que con ellas puedan acceder tanto a contenidos como a realidades sociales, por ello el nuevo modelo de la educación plantea una enseñanza estratégica en donde el docente incorpore en su discurso y en su actividad nuevas formas de enseñanza, que estén acordes a las necesidades de los estudiantes y que partan de ellos. Hoy, el docente está obligado a innovar en su praxis pedagógica; toda transformación permite el crecimiento intelectual, creativo y asertivo del sujeto en sí.
Por otra parte, lo propuestos por Delors, devela la gran responsabilidad y compromiso que tiene el docente para con el país en la formación integral del individuo que se aspira, que éste, pueda enfrentarse a los diversos retos de cada momento epocal sin mayores dificultades, así como también en los diversos roles donde se desempeñe contribuya al desarrollo y progreso de la sociedad. Todo esto implica que nuestro accionar como docentes debe estar dirigido en proporcionarle a los y las estudiantes habilidades y competencias que les permita conocer, reconocer lo que se conoce, modificar el conocimiento y compartir lo que se conoce con los demás, esto puede garantizar la supervivencia, el desarrollo, el crecimiento y la transformación del grupo con armonía y estabilidad.
Los docentes estamos consciente que debemos reestructurar los viejos esquemas tradicionales: de claustros cerrados, de clases magistrales y descontextualizadas, por una enseñanza emancipadora, liberadora, donde se promueva la participación, la reflexión. Esto se logra llevando la teoría a la práctica. En otras palabras realizando las funciones básicas como debe ser. Por una parte, debemos conocer el entorno educativo para poder planificar de acuerdo a las necesidades encontradas. A través de la investigación buscamos generar el conocimiento pertinente por medio de los métodos y enfoque que nos ofrecen los diversos paradigmas: positivista y el interpretativo.
Tomar en cuenta el colectivo (comunidades, instituciones gubernamentales, entre otras) en el desarrollo de los contenidos curriculares, estamos dando las herramientas tanto al estudiante como a las comunidades organizadas a estudiar la realidad desde diversas perspectivas (diagnósticos participativos comunitarios, aplicación de matriz FODA, árbol de problemas, espina de pescado); en fin diversas técnicas que permitan re-econocer nuestras comunidades(fortalezas, debilidades y las oportunidades de desarrollo). Estamos seguros, que asumiendo nuestro rol con conciencia de la gran responsabilidad que tenemos lograremos el país que queremos, libre de pobreza tanto material como espiritual, donde prevalezca la justicia y la suprema felicidad
De todo lo esgrimido, concluyo acotando que:
El sistema educativo, es la vía más expedita para lograr el desarrollo y progreso de un país. Hoy, estamos formando a los nuevos republicanos, personas que con su desempeño activo puedan contribuir al desarrollo local, regional y por ende nacional. Sabemos que como educadores tenemos una gran responsabilidad; pues de nosotros depende el tipo de egresado que tendremos de la educación en sus diversos niveles. Además, considerando que el desarrollo de un país depende de la calidad de educación que se imparta.

¿Dónde iremos a buscar modelos? La América Española es original. Original han de ser sus Instituciones Y su Gobierno. Y originales los medios de fundar unas y otro. O inventamos o erramos.
SIMÓN RODRÍGUEZ

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Domínguez D. (s/f). La Educación en Venezuela.
Monografías.com

Núñez, H. y otros. (1998). Educación y transformación social. Homenaje a Paulo Freire

López, A. (1999). Participación Comunitaria, Política y Educación
Ministerio de Educación y Deporte de Venezuela (2004). Políticas, Programas y Estrategias de la Educación Venezolana.
Sánchez O. (2008). Educación y Sociedad: Aproximación a su Estudio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada